NUESTRO PERFECTO BEBÉ

La hemos adoptado como una hija más. Al fin y al cabo, nos ha dado tantas satisfacciones —y menos problemas, que es lo importante— como cualquiera de nuestros otros hijos. Nuestro perfecto bebé. Es preciosa, con sus mofletitos deliciosamente pellizcables, y su gorjeo adorable cuando le aprietas la barriguita. No …

Leer más