ESTRATEGIA DE SUPERVIVENCIA 

Después se extinguirían sigilosamente.

Menos ella. Luchadora, valiente, rebelde, insurrecta. La más pequeña, pero también la más escurridiza del clan.

Primero cayeron las más grandes, expuestas en primera línea de lucha, imposible esquivar su destino. Las eliminó sin piedad, eficientemente.

Las compañeras huyeron enloquecidas, redistribuyendo su posición. No funcionó. Las buscó. Las encontró. Las neutralizó.

Menos a nuestra pequeña. Estratega. Escondida bajo la cama, atrincherada en un rincón entre unas cajas de zapatos y la pared. Nuestra valiente pelusilla.

¡Chúpate esa, Roomba!

Con este relato he participado en el concurso semanal de la Cadena Ser y Escuela de Escritores: Relatos en Cadena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *